Artículos DESTACADOS

Solo para abogados

May 13, 2021 | Sin categoría

Repeticiones en inglés:  dobletes, tripletes y la invasión normanda

El inglés es el idioma de la precisión, mientras que en español abundan los sinónimos.

Según Wikipedia, la última edición impresa (2014) del DRAE (Diccionario de la Real Academia Española) o como se denomina ahora el DLE (Diccionario de la Lengua Española) contiene 93.111 entradas. La última edición impresa (1989) del Oxford English Dictionary incluye 291.500 entradas. Esto nos da una idea de la diferencia entre ambos idiomas.

Por ejemplo, en comparación con el español, en inglés existen muchas más manerasde andar (walk), cada una de ellas con un matiz distinto. Ninguna es sinónimo de otra. Incluyo aquí una lista de 22, pero hay más, claro. Lo que en inglés se dice con una sola palabra, a menudo en español hay que explicarlo con varias.

Amble – Pasear despacio, relajadamente Crawl – gatear, arrastrarse Hike – caminar, hacer senderismo Hobble – cojear, renquear Limp – cojear Lurch – dar tumbos, tambalearse March – desfilar, marchar Pace – pasearse de un lado al otro (en una casa, una habitación…) Roam – recorrer, vagar Run – correr Saunter – deambular, caminar lentamente  
Stagger – tambalearse Stride – dar grandes zancadas, avanzar Stroll – pasear relajadamente Sprint – correr a la máxima velocidad Strut – pavonearse, contonearse Stumble – tropezar, vacilar Swagger – andar de manera arrogante Tiptoe – andar de puntillas Trek – ir a pie por un terreno difícil Walk – andar Wander – ir de un lugar a otro sin un rumbo o un objetivo preciso      

Otro ejemplo clásico serían los nombres colectivos que utilizamos para grupos de animales: rebaño, jauría, ganado, banco (de peces), bandada, manada… Lo he buscado en Google (en inglés diría: “I Googled it”. ¡Ya existe el verbo to Google! Tan útil ¿no? La lista más larga de colectivos de animales en español tenía 25 términos, la lista en inglés, 50. Curioso ¿verdad?

Pero…ahora viene lo interesante: el lenguaje jurídico en inglés es la excepción.Cualquier abogado de habla hispana que, en su trabajo, tenga que enfrentarse a conversaciones o reuniones en inglés, o que tenga que leer y comprender bien un contrato, por ejemplo, enseguida verá que sí usan, seguidos uno de otro, términos que significan exactamente lo mismo. Son los llamados “dobletes” o incluso “tripletes”.

Assume and agree – acuerdan  Cease and desist – abstenerse, cesar de Covenant and agree – pactar, acordar Covenants and conditions – disposiciones, clausulas, pactos Due and payable – vencido y exigible Each and every – todos y cada uno Force and effect – vigencia          

Os pongo algunos ejemplos que a muchos os resultaran familiares:  

Keep and maintain – mantener en buen estado Null and void – nulo Represents and warrants – declara y garantiza Rules and regulations – normativa Sell, assign and convey – vender, transferir y/o/ni transmitir Solely and exclusively – Única y exclusivamente Terms and conditions –  Términos Will and testament – Testamento        

Otro ejemplo clásico serían los nombres colectivos que utilizamos para grupos de animales: rebaño, jauría, ganado, banco (de peces), bandada, manada… Lo he buscado en Google (en inglés diría: “I Googled it”. ¡Ya existe el verbo to Google! Tan útil ¿no? La lista más larga de colectivos de animales en español tenía 25 términos, la lista en inglés, 50. Curioso ¿verdad?

Pero…ahora viene lo interesante: el lenguaje jurídico en inglés es la excepción.Cualquier abogado de habla hispana que, en su trabajo, tenga que enfrentarse a conversaciones o reuniones en inglés, o que tenga que leer y comprender bien un contrato, por ejemplo, enseguida verá que sí usan, seguidos uno de otro, términos que significan exactamente lo mismo. Son los llamados “dobletes” o incluso “tripletes”.

Os pongo algunos ejemplos que a muchos os resultaran familiares:  

Assume and agree – acuerdan  Cease and desist – abstenerse, cesar de Covenant and agree – pactar, acordar Covenants and conditions – disposiciones, clausulas, pactos Due and payable – vencido y exigible Each and every – todos y cada uno Force and effect – vigencia          
maintain – mantener en buen estado Null and void – nulo Represents and warrants – declara y garantiza Rules and regulations – normativa Sell, assign and convey – vender, transferir y/o/ni transmitir Solely and exclusively – Única y exclusivamente Terms and conditions –  Términos Will and testament – Testamento        

Este fenómeno probablemente no se hubiese producido nunca sin Guillermo el Conquistador, el Duque normando que, en 1066, tras la batalla de Hastings, se convirtió en rey de Inglaterra. Durante los siguientes siglos, el francés se convirtió en la lengua de la aristocracia y las clases altas en Inglaterra. El inglés continuó siendo el idioma del pueblo.

Hasta el siglo XV, el denominado anglonormando fue el idioma dominante en los tribunales de justicia, universidades y escuelas; en las cartas públicas y privadas (el pueblo llano no sabía leer ni escribir), en la documentación de los gremios y en el gobierno central. Durante casi toda la Edad Media Los documentos oficiales se escribieron en latín. Sin embargo, desde finales del siglo XII hasta principios del XV, el anglonormando o anglo francés se utilizó en informes legales, ordenanzas y todo tipo de acuerdos comerciales. Este es el origen de los dobletes o tripletes que, en muchos casos, aúnan el término anglosajón y el francés (derivado del latín): keep and maintain, covenants and conditions, will and testament, etc.

Enrique IV (1367–1413) fue el primer rey que juró su cargo inglés ante el parlamento. Su hijo, Enrique V (1386-1422), fue el primero que introdujo el inglés como lengua oficial del gobierno. Aunque el Parlamento tardaría todavía otros 50 años en adoptar el inglés en su legislación.

¿Y qué pone en el escudo real hoy? DIEU ET MON DROIT ¡En perfecto francés!